sábado, 10 de marzo de 2012

Los Espíritus del Hogar (House Wights)


En general, en las tradiciones Heathens se cree en los Wights, que son espíritus que son honrados y con los que interactuamos. Toman muchas formas, ya que están en muchos lugares. Una es el Espíritu Casero, un espíritu masculino atado a una casa, un túmulo, o una familia. Guarda la propiedad y el hogar de la familia, trae suerte, puede asistir con tareas y se asegura de que el trabajo normal de la casa va bien. Pero puede quitar la suerte si se disgusta.

Son seres que habitan junto a nosotros pero pocas personas se paran a pensar en su existencia, en apreciarlos o considerarlos. Podrías pensar que no puedes ver estos seres y no parecen afectarte, pero si que te afectan y tú a ellos. Al no ser consciente de ellos puedes enfurecerlos o dañarlos con tus actos y ellos causarte alguna trastada, y al considerarlos y tratarlos bien, puedes atraer mucha suerte y bendiciones a tu hogar por parte de ellos.

La creencia en los espíritus del hogar o House Wights, era un culto doméstico que nuestros ancestros germánicos llevaban a cabo. Cuando los seres humanos erigen su casa en un lugar, no son los primeros seres que habitan allí, ya están los Espíritus de la Tierra o LadVaettirs. Ya que hay espíritus en todo, espíritus de la tierra, de los arroyos, ríos, árboles, colinas, montañas, etc. Y en la antigüedad se les tenía en cuenta para todo, para usar materiales del lugar donde vivían, les pedían permiso a esos espíritus. Y solo cogían lo que era necesario y con mucha precaución. Así que para poder vivir en ese lugar, los seres humanos tienen que hacerse amigos de los Wights o Espíritus de ese lugar o no podrán vivir allí con una suerte adecuada y en paz. Estos espíritus son capaces de causar accidentes, pesadillas, mala suerte, enfermedades y otros desastres en contra de los seres que no quieran a su lado. Pueden ser los causantes de pequeños fenómenos paranormales que ocurren a veces en las casas.

Cuando se construye y se habita una casa, los espíritus más cercanos de aquel lugar, en el supuesto de que acepten a los nuevos habitantes humanos, no tienen más remedio que ver y explorar la casa que fue construida. Asomarse a las realidades de la vida humana, y observar.  Sienten los efectos de los asentamientos humanos en sí mismos y sobre su existencia.

En la mayoría de los casos, con el tiempo, los espíritus "vinculados" con la casa y las personas que viven en ella, acaban convirtiéndose en espíritus de la casa. No tienes porqué preguntarte si habrá uno de estos espíritus en tu casa, si tu casa fue construida antes de que llegaras tú, habrá uno o más, la casa se construyó y los espíritus cercanos se sintieron atraídos y con el tiempo crearon sus hogares allí.

Puede que las emociones humanas, afecten a estos espíritus, al igual que las emociones de un humano afectan a otros humanos, así si en una casa las personas que viven en ella están sintiendo tristeza por algo, puede afectar a los espíritus del hogar.

Se dice que un espíritu casero ligado a una familia determinada, les seguirá si estos se mudan a otro hogar. Por eso se dice que estos espíritus forman parte de la familia.

En los países germánicos, se les llamaba Husinga o Husing (singular), tomt, tompt o tomtekarl. Algunos dicen que los espíritus que viven en las tierras alrededor de la casa se ​​llaman tatermen, y son simbolizados por pequeños muñecos de paja o Poppets hechos como imágenes mágicas. La idea del espantapájaros es vinculada por algunos con estos espíritus.

Los germanos no eran los únicos que conocían a estos espíritus, ya que estos han entrado en contacto con muchas culturas, ejemplos son los Brownies de Inglaterra, Escocia y el Noroeste de Europa. O los Boggarts, también conocidos en las islas británicas, que serían estos mismos espíritus pero enfurecidos.

Algo curioso que he leído es que este tipo de espíritus tutelares de casas, odian los símbolos cristianos, quizá sea porque con la llegada del cristianismo, ellos cayeron en el olvido, o las personas empezaron a reírse de su existencia.

También se dice que a estos espíritus les gusta que las casas se mantengan limpias. Les hace felices.

Para honrarlos puedes poner cerca de la chimenea o en el espacio o habitación "principal", el lugar donde pasas la mayor parte de tu tiempo: leche, pequeños pasteles, cerveza, gachas, algunos les ofrecen café (todo ello mejor si es natural y preparado en casa, claro está). Hay quienes dicen que hay que ofrendarles los jueves, y otros lo hacen todos los días. Se les dan ofrendas especiales en Yule.

Y puedes pedir al Espíritu Casero que venga, y decirle que esa ofrenda es para él, decirle que le tienes en cuenta y que le respetas, que reconoces que es el primer habitante de ese lugar y que significa mucho para tu familia. Puedes pedirle protección para los miembros de la casa y para la misma casa, y decirle que mantendrás el hogar limpio, y que le harás ofrendas.

Más tarde puedes recoger las ofrendas y si tienes un jardín o vives en la naturaleza ponerlas al pie de un árbol, yo como vivo en un piso, pues las llevo a mis macetas, y vierto los líquidos en la tierra, hago trocitos la comida y las pongo sobre la tierra, donde se seca y se deshace. Todo ello para que estas ofrendas de comida, vuelvan a la Tierra.

Tenemos el deber de reconocer a estos seres, para afirmar su existencia, y decirles que los conocemos y los aceptamos. Tenemos la obligación de pedirles que nos acepten, este es un sagrado intercambio recíproco entre el mundo que se ve y el mundo invisible. Es una forma noble de relación entre los seres humanos y sus compañeros invisibles. Se trata de una demostración, por parte de nosotros, los seres humanos, de que reconocemos que no estamos solos en este mundo, y que este mundo no nos pertenece sólo a nosotros. Es el corazón y el alma de la ecología sagrada.

También quería decir, sobre mi experiencia con ellos, que al hacerme Asatru, no me ha costado nada amoldarme a esta creencia, ya que cuando era pequeña, creía en duendes, en que los había en todo, y pensaba que en las casas hay duendes, luego te vas haciendo mayor y eso va cambiando, no lo dices abiertamente, pero crees en que hay alguna clase de espíritus alrededor. Y al llegar a ser adulta, y llegar a la parapsicología, y al paganismo, sigue teniendo mucho sentido, porque en este mundo no estamos solos.



Fuentes:
The everything paganism book, Selene Silverwind.
Asatru for Beginners, de Erin Lale
Escrito por Birken Hexe.

4 comentarios:

Mariposa dijo...

me siento muy a gusto con tu publicacion, tambien de niña y hasta ahora tambien he creido en seres asi, para mi esto es material para mi libro, gracias por tu informacion!, besos q tengas una linda noche.

BirkenHexe dijo...

muchas gracias mariposa,me alegra que te haya gustado, y sobre todo, muchas gracias por tu comentario porque nadie me comenta. T.T

aleg dijo...

mi casa es rara es como si tuviese voluntad propia y los espíritus vienen a visitarnos de vez en cuando sin haber sido en invocado, más buenos que negativos. pensaba que eran familiares pero al leer no se estoy confundida
esta geniallll tu bloggg

saludossss ^_^

Anónimo dijo...

Excelente publicacion! soy relativamente nuevo en mi cambio a ser asatru, y ahora que lei esto me doy cuenta de muchas cosas que parecian raras en mi casa, pero que ahora ya tienen mucho sentido!