lunes, 15 de julio de 2013

La parte oscura de Odín

Os dejo un fragmento que me pareció interesante del primer volumen de The Troth, y lo traduje para vosotros. Habla sobre Odín, que tiene varios aspectos, y en este caso habla de la parte oscura de Odín, o de la parte severa, espero que os guste:




“Muchos lo llaman para pedirle ayuda en una u otra cosa, y saludarlo como un profesor amable, que es uno de sus aspectos, pero aquellos que hacen esto sin darse totalmente a él deberían ser cuidadosos. De todos los diodes/as, Odín parece ser el más rápido para reclamar sus regalos, y con frecuencia toma lo que uno preferiría no dar. […] Odín puede ser tramposo con aquellos que negocian con él y es con frecuencia cruel con aquellos que realmente se dan a él o lo aman mejor. Es un dios siniestro, un agitador de la lucha; y como muchas de nuestras sagas (la saga de los Völsungos quizás siendo la más clara en esto) muestran, es bien conocido por probar a sus elegidos para la destrucción. En la literatura islandesa, sus héroes eran normalmente el tipo conocido como “héroes oscuros” –feos, problemáticos, hombres atormentados de gran fuerza y carácter complicado, tales como Starkaðr y Egill Skalla-Grímsson. Odín es raramente un dios de orden social; en todo caso, es lo opuesto.

Sin embargo, de todos los dioses, Odín parece ser el que aparece más a menudo en “el recinto medio” y aquel que tiene más aventuras con humanas, especialmente a larga escala. Él forja a sus elegidos duramente no porque ame su sufrimiento, sino porque siempre está reuniendo fuerzas para la Última Batalla, Ragnarök, donde un nuevo mundo debe nacer después de la muerte del viejo. El mismo tuvo que sufrir muchas y grandes pruebas para ganar la sabiduría que hizo esto posible: las nueve noches colgando y herido para encontrar las runas, echar su ojo en el pozo de Mímir como pago por un trago de sus aguas. Así que el dios que se auto sacrificó a sí mismo, no perdona a sus hijos nada – pero está ahí para compartir el sufrimiento con ellos, así como él comparte su enfervorizada alegría.” 

Fuente: The Troth, Volume 1, History and Lore. Traducido por Birken Hexe.

4 comentarios:

Karel dijo...

Muy interesante acercamiento a la otra cara del gran Wotan.

¡Gracias por compartir!

Un saludo desde Madrid

BirkenHexe dijo...

Gracias a tí por leerlo Karel.

cattatonia dijo...

Me ha encantado...me llama mucho la atención este tema.

Voy a mirarme el resto de tu blog...este no me lo conocía :P

Un abrazo

BirkenHexe dijo...

Es que tengo tantos, jajajaja, en este no escribo mucho, pero le tengo mucho cariño