miércoles, 6 de septiembre de 2017

Haustblót, Hostblót, Haligmonath, Holy month, Fallfest, cosecha, blót del equinoccio de otoño

En septiembre algunos asatruar celebramos la cosecha, en realidad es la segunda cosecha, pero hasta que llegue el invierno todavía hay mucho que recoger y cosechar. En un tiempo en que el verano poco a poco comienza a morir, y en el que tenemos mañanas y tardes ligeramente más frescas, y tanto nosotros, como la tierra, sentimos un poco de alivio por la pequeña bajada de temperaturas.



Algo importante que creo que debo decir en esta entrada es que no todos los practicantes de ásatrú celebran el Haustblót, algunos hacen una mezcla entre Haustblót y Winternights, y lo hacen entre septiembre y noviembre, porque lo que celebran es el final del verano, y se preparan para el invierno. Todo esto puede tener sentido en regiones del norte de Europa, pero aquí, tan al sur, con tanta luz y tanto calor, es imposible prepararse para el invierno en pleno septiembre, no importa que llegue el equinoccio de otoño, donde yo vivo, por ejemplo, el calor no llega hasta noviembre, algunos años hasta diciembre, por lo tanto, tiene más sentido hacer dos fiestas, una segunda cosecha, que es esta Háustblót, hóstblót, fallfest, cosecha o harvest, y luego celebrar Winternights en octubre, al igual que los celtas celebran Samhain. Por esta razón, a penas he encontrado información en mis libros de consulta (hay asatruar que solo celebran cuatro fiestas (Yule, Ostara, Midsummer y Winternights [en septiembre]), así que esta entrada es más fruto de la lógica y del camino pagano que he recorrido durante estos 15 años.

La fecha de esta celebración ronda el equinoccio del otoño, donde el día y la noche tienen la misma longitud, es un tiempo de equilibrio. Comenzamos a prepararnos para el otoño, y vamos notando los cambios naturales que se producen a nuestro alrededor, sobre la tierra, la vida vegetal y animal, el clima, las estaciones, etc. 

Actividades tradicionales de esta época son preparar cerveza y aguamiel, conservas, encurtidos, frutos pasados, chucrut, yogur, queso y otros productos curados, etc. También se almacenan frutos secos. En general se prepara todo lo natural que podamos ir recogiendo y almacenando en esta segunda cosecha,  actividades que también por supuesto podremos llevar a cabo en Winternights en octubre. También es buen tiempo para recoger y secar hierbas aromáticas o curativas que vayamos a usar. 

Al ser una celebración durante un equinoccio, también implica la creación de hogueras, porque es solar. Y al ser una celebración de la cosecha, de nuevo podemos construir muñequitas de maíz si lo deseamos, para quemarlas en el fuego y simbolizar el final del verano. 

Se hacen ofrendas en el fuego a los dioses, ancestros y landvaettir. También se dejan ofrendas de comida y bebida en el exterior para los landvaettir y otros wights. Buenas ofrendas son leche, miel, manteca, frutos secos, grano, cerveza, etc.

En cuanto a honrar a los dioses, es un buen momento para honrar a Freyr y Freyja, y a los Vanir en general, ya que es una fiesta de la cosecha, de nuevo celebramos la abundancia y la fertilidad de la tierra. Hay quienes escogen honrar a Freyr en Loaf fest o Freyfaxi (la festividad anterior 21 julio/1 agosto), y honrar a Freyja ahora en Hausblót o Fallfest.
Es un texto original de Gudrún Álfardottir, todos los derechos reservados.

1 comentario:

Miguelop dijo...

Me encanta mucho tu blog, sigue subiendo cosas!