Cómo llegué a ser Asatruar


Para empezar debo decir que siempre me han llamado la atención muchas cosas de la cultura germánica y vikinga, un ejemplo es que mis primeras runas las fabriqué en el año 2000, cuando tenía 17 años, y aun ni siquiera sabía que había un paganismo activo en nuestro país, ni sabía que era posible el paganismo, ni nada.

En el 2000 una amiga que tenía en el bachillerato, me prestó un libro “Futhark, manual de magia runa” de Edred Thorsson, curiosamente por que a ella le interesaba lo celta, y el libro ni siquiera era de algo celta, sino germánico, pero bueno, el libro llegó a mí. Lo leí y me interesó bastante, hice fotocopias de algunas partes del libro concernientes a las runas, fabriqué mis primeras runas de madera, y años después compré mi propio ejemplar del libro.

En 2002 buscando aprender más sobre Brujería conocí la Wicca a través de varios libros, en uno de ellos se explicaba que había que escoger un panteón en el que centrar tu práctica wiccana y meditar cada día para conocer a uno de sus dioses, y yo escogí el panteón nórdico, y cuando medité sobre Odín, no lo voy a contar todo porque es muy, muy personal y especial para mí, pero solo diré que nunca lo olvidaré, el Odín que yo ví, me dijo cosas que luego se cumplieron, y con las cosas que me dijo “me ganó” o así lo expreso yo siempre. Pero pienso que en ese momento yo no estaba preparada para ser Asatru, estaba buscando, y en mi opinión la Wicca es más ligera en cuanto a aprendizaje, hay más material, y para mí Asatru es una religión que es más ancestral, como que yo sentía que Asatru exigía más responsabilidad.

Durante estos años también conocí a un chico que era Heathen, y me explicaba montones de cosas sobre su religión, yo muy obcecada en la Wicca parecía que no echaba cuenta, pero en realidad aprendí mucho más de lo que parecía.

Así seguí durante 9 años aprendiendo y practicando Wicca, hasta que en enero de 2011, después de haber dudado unos meses si dejar Wicca porque no estoy de acuerdo con algunas cosas de ella, y después de la desagradable sensación de que estás traicionando a tu religión por cambiar a otra, empecé a cuestionarme realmente el cambiar y estudiar Asatru. La primera persona a la que le hablé de ello fue a Fire Valquiria, de Argentina, ya que ella es Asatru pero también es Wiccana. Ella fue muy amable conmigo y me dijo que se podía ser Wiccana y Asatru perfectamente (después de todo hay una rama nórdica de wicca), pero yo sentía que no era eso exactamente lo que quería.

Así que después de mucho pensar, llegué a la conclusión de que ya no debía ser Wiccana, pero sí seguiría siendo Bruja, ya que había Brujos antes de la Wicca, había Brujos en la cultura germánica por ejemplo, y no eran Wiccanos. Y que al margen de ser Bruja, mi religión sería Asatru, por que además, el hecho de tener bastante sangre centroeuropea, de descender de personas de sangre germánica, para mi tira mucho y esto también fue un apoyo.

Y hasta el día de hoy, estudiando a trompicones porque tengo poquito tiempo, pero me gusta mucho y me siento feliz.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...